CONCIERTO SOLIDARIO

CONCIERTO SOLIDARIO

Un año más nuestro club organizó el concierto solidario ofrecido por el Coro y Orquesta de Cámara de Bilbao. En esta ocasión la recaudación se destinará a la Fundación Argia, entidad de Getxo que lucha por mejorar la calidad de vida e imagen pública de las personas que viven con un diagnóstico de enfermedad mental.
Con la organización de este concierto solidario se han alcanzado dos objetivos, la divulgación de la finalidad de Argia y mejorar el necesario equipamiento de su club social que atiende a los usuarios del centro.
Desde aquí queremos dar nuestro más sincero agradecimiento a la Escuela de Música Andrés Isasi, del Ayuntamiento de Getxo. Agradecer también la inestimable colaboración de la Asociación de Música de Cámara de Bilbao, a su presidente Jose María Herrero y a cada uno de los músicos e integrantes del Coro y Orquesta a su director Daniel Garay y la profesora de canto María Montes. Sin ellos no sería posible. 
Por último, agradecer a todos los asistentes y los amigos y clubes rotarios que no pudieron asistir, pero colaboraron con fila 0. Con vuestra aportación apoyáis la gran labor que desarrolla el equipo de la Fundación Argia. 
Gracias a todos os esperamos en la próxima edición

ría Iturregi recogió  el primer premio del concurso de carteles convocado para elegir al que anunciaría el concierto

María Iturregi, con su cartel titulado “Uno por ti, otro por mí” fue la ganadora del concurso convocado para anunciar el concierto. Aquí la vemos recogiendo su premio

Javier Vaquero Moraga Poema para el concierto solidario (Rotary Club Getxo /Argia Fudazioa)

La vida es una parábola perfecta aunque todos nacemos a distintas alturas del eje y todos acabaremos interseccionando en caída libre la linea del gráfico. El eje X solo depende del tiempo, de los años vividos.

La cuestión es tener en cuenta que todos estamos a diferentes alturas de este diagrama llamado mundo y cuando a veces dos representaciones se cruzan, nace el amor, la amistad, el odio o la más absoluta indiferencia.

Deja un comentario